Es increíble, pero hay muchas personas que escriben Chiwawa, en lugar de Chihuahua.

Si estás leyendo este artículo, posiblemente tú sean una de ellas. Has de saber que el nombre más correcto sería Chihuahueño. Continuaremos este post con la primera opción, pero creo que es importante que lo sepas o que por lo menos lo tengas en cuenta.

Hemos escrito otros artículos dónde reflejamos las muchas ventajas que tiene el Chiwawa. Hemos hablado de que existen dos variedades, la de pelo corto y la de pelo largo. También hemos echo referencia a sus desventajas, que afortunadamente son pocas. En esta ocasión, vamos a centrarnos en el carácter.

 

¿CÓMO ES EL CARACTER DEL CHIWAWA?

 

A menudo leemos y escuchamos que algunos Chis tienen mal carácter. Que es una raza ladradora, o que no les gusta que los toquen. Evidentemente no podemos decir que esto sea incierto, seguramente habrá ejemplares con estas características. Lo que puedo asegurar, es que no es la tónica general.

El Chiwawa es una raza muy simpática. Generalmente extrovertida, cariñosa, faldera y muy valiente.

SIMPÁTICA: Sólo hay que observar su caminar, con el rabito erguido y en continuo movimiento. Simplemente prestando un poco de atención nos está contando un montón de cosas sobre su estado anímico.

EXTROVERTIDA: Por regla general, les gusta y buscan el contacto humano con cierta rapidez. Les encanta estar con otros ejemplares de su misma raza, y aceptan sin problema a ejemplares de otras.

CARIÑOSA: Ya desde que están mamando, se puede observar la ternura con la que se dispensan besitos entre los hermanos, hacia la madre, hacia nosotros. Y salvo que no pase nada extraño, continúan en esa textura el resto de su vida.

El Chiwawa es agradecido, por muchos premios que les regales, siempre te van a devolver muchos más de los que tú les puedas dar.

FALDERA: A parte de la comida, creo que no hay nada que le guste más a nuestro pequeño gran amigo, que estar en las faldas de su dueñ@. Me he reído tantas veces viendo cómo al hacer el ademán de levantarme, se hacían los dormidos, para no tener que moverse. Cuando los conoces bien, es fácil advertir la felicidad que sienten cuando están sobre tus faldas.

VALIENTE: Esta cualidad si que es sorprendente en ellos. El Chiwawa no es consciente de su tamaño a la hora de discrepar o tener que enfrentarse a otros animales. Afronta cualquier situación de peligro frente otro animal con la misma valentía o incluso me atrevería a decir, con más valentía que algunos canes de tamaño muy superior. Sobretodo, si se trata de defender a su propietari@. El Chiwawa es muy apegado a su llamémosle dueñ@, y es capaz casi de cualquier cosa por que sienta feliz y protegid@. También les gusta avisarnos de cualquier peligro que puedan percibir.

Os preguntaréis ¿porqué con estas cualidades, en ocasiones existen ejemplares con mal carácter? Pues estas son las razones principales:

  • Por una mala genética. La genética es importantísima. No sólo se heredan los aspectos físicos. Por supuesto también se heredan los psíquicos. Y ojo con esto, que os aseguro que es un tema muy importante.
  • Por una mala sociabilización. Para el Chiwawa, cómo para el resto de razas caninas, los primeros días y meses de vida son muy importantes. En esta etapa se forjan cosas importantes como el carácter. El destete prematuro, las malas condiciones o la imposibilidad de socializarse con otros seres, pueden afectar a su carácter ahora, y el resto de sus días.
  • Por una mala educación. Un cachorro puede tener una buenísima genética. Puede haberse criado con su madre, con sus hermanos, en perfectas condiciones, tener así un carácter equilibrado, y posteriormente continúa creciendo en un ambiente vamos a decir, poco propicio para una buena educación.

Podemos observar cómo en ocasiones cuando hacen algo que no está bien, en lugar de educarlos, se les ríen las gracias. En otras se les da órdenes contradictorias que acaban confundiéndolos. Hay personas incluso que no dejan que los toquen, e incluso hay quien disfruta viendo como su Chiwawa ladra cuando una persona se acerca. Creo que es evidente, que en estos casos, la educación o mejor dicho, la mala educación, afecta a nuestro peque de una forma considerablemente abrumadora.

Estamos ante una raza fantástica, llena de cualidades, lo miremos por donde lo miremos. Así que tanto si ya lo tienes, como si estás pensando en adquirir un Chiwawa, piensa en estos tres puntos que hemos comentados.

No te lo quedes para ti. ¡Compártelo!

CHIWAWA Es increíble, pero hay muchas personas que escriben Chiwawa, en lugar de Chihuahua.

Si estás leyendo este artículo, posiblemente tú sean una de ellas. Has de saber que el nombre más correcto sería Chihuahueño. Continuaremos este post con la primera opción, pero creo que es importante que lo sepas o que por lo menos lo tengas en cuenta.

Hemos escrito otros artículos dónde reflejamos las muchas ventajas que tiene el Chiwawa. Hemos hablado de que existen dos variedades, la de pelo corto y la de pelo largo. También hemos echo referencia a sus desventajas, que afortunadamente son pocas. En esta ocasión, vamos a centrarnos en el carácter.

 

¿CÓMO ES EL CARACTER DEL CHIWAWA?

 

A menudo leemos y escuchamos que algunos Chis tienen mal carácter. Que es una raza ladradora, o que no les gusta que los toquen. Evidentemente no podemos decir que esto sea incierto, seguramente habrá ejemplares con estas características. Lo que puedo asegurar, es que no es la tónica general.

El Chiwawa es una raza muy simpática. Generalmente extrovertida, cariñosa, faldera y muy valiente.

SIMPÁTICA: Sólo hay que observar su caminar, con el rabito erguido y en continuo movimiento. Simplemente prestando un poco de atención nos está contando un montón de cosas sobre su estado anímico.

EXTROVERTIDA: Por regla general, les gusta y buscan el contacto humano con cierta rapidez. Les encanta estar con otros ejemplares de su misma raza, y aceptan sin problema a ejemplares de otras.

CARIÑOSA: Ya desde que están mamando, se puede observar la ternura con la que se dispensan besitos entre los hermanos, hacia la madre, hacia nosotros. Y salvo que no pase nada extraño, continúan en esa textura el resto de su vida.

El Chiwawa es agradecido, por muchos premios que les regales, siempre te van a devolver muchos más de los que tú les puedas dar.

FALDERA: A parte de la comida, creo que no hay nada que le guste más a nuestro pequeño gran amigo, que estar en las faldas de su dueñ@. Me he reído tantas veces viendo cómo al hacer el ademán de levantarme, se hacían los dormidos, para no tener que moverse. Cuando los conoces bien, es fácil advertir la felicidad que sienten cuando están sobre tus faldas.

VALIENTE: Esta cualidad si que es sorprendente en ellos. El Chiwawa no es consciente de su tamaño a la hora de discrepar o tener que enfrentarse a otros animales. Afronta cualquier situación de peligro frente otro animal con la misma valentía o incluso me atrevería a decir, con más valentía que algunos canes de tamaño muy superior. Sobretodo, si se trata de defender a su propietari@. El Chiwawa es muy apegado a su llamémosle dueñ@, y es capaz casi de cualquier cosa por que sienta feliz y protegid@. También les gusta avisarnos de cualquier peligro que puedan percibir.

Os preguntaréis ¿porqué con estas cualidades, en ocasiones existen ejemplares con mal carácter? Pues estas son las razones principales:

  • Por una mala genética. La genética es importantísima. No sólo se heredan los aspectos físicos. Por supuesto también se heredan los psíquicos. Y ojo con esto, que os aseguro que es un tema muy importante.
  • Por una mala sociabilización. Para el Chiwawa, cómo para el resto de razas caninas, los primeros días y meses de vida son muy importantes. En esta etapa se forjan cosas importantes como el carácter. El destete prematuro, las malas condiciones o la imposibilidad de socializarse con otros seres, pueden afectar a su carácter ahora, y el resto de sus días.
  • Por una mala educación. Un cachorro puede tener una buenísima genética. Puede haberse criado con su madre, con sus hermanos, en perfectas condiciones, tener así un carácter equilibrado, y posteriormente continúa creciendo en un ambiente vamos a decir, poco propicio para una buena educación.

Podemos observar cómo en ocasiones cuando hacen algo que no está bien, en lugar de educarlos, se les ríen las gracias. En otras se les da órdenes contradictorias que acaban confundiéndolos. Hay personas incluso que no dejan que los toquen, e incluso hay quien disfruta viendo como su Chiwawa ladra cuando una persona se acerca.
Creo que es evidente, que en estos casos, la educación o mejor dicho, la mala educación, afecta a nuestro peque de una forma considerablemente abrumadora.

Estamos ante una raza fantástica, llena de cualidades, lo miremos por donde lo miremos. Así que tanto si ya lo tienes, como si estás pensando en adquirir un Chiwawa, piensa en estos tres puntos que hemos comentados.

CHIWAWA
5 (sobre 5) de 4 opiniones de usuarios